La relación entre empresa y empleado ha cambiado. Ahora la tendencia es poner a las personas en el centro. Las empresas cuidan de sus empleados porque saben que son las primeras interesadas en que sus trabajadores estén felices y se sientan satisfechos con su lugar de trabajo.

Precisamente este artículo se centrará en ese aspecto: el espacio de trabajo en sí mismo. Más allá de un buen salario y satisfacción laboral, quienes buscan un empleo hoy en día quieren pasar su jornada laboral en un lugar agradable, donde se sientan cómodos y que satisfaga sus necesidades.

Cómo son las oficinas de una empresa dice mucho de cómo es su cultura organizacional. Y crear una cultura empresarial sólida, aunque requiere de tiempo y esfuerzo, vale la pena. Se ha descubierto que el personal feliz es un 12% más productivo que los empleados descontentos, por lo que existe un incentivo para crear una cultura empresarial envidiable.

La importancia del diseño interior del espacio de trabajo

La estética de los lugares de trabajo tiene un impacto directo en el bienestar de los empleados. Pero, por supuesto, esto no es nada nuevo. Una gran cantidad de investigaciones revela que hay muchos factores del diseño, desde tener obras de arte en las paredes hasta garantizar una iluminación con luz natural, que aumentan la productividad.

También es bastante lógico. ¿A quién le apetece dar el máximo trabajando en un lugar oscuro, cerrado y claustrofóbico que tiene unas bonitas vistas a, no sé, un muro de hormigón?

Un espacio de trabajo bien diseñado es algo más que un espacio atractivo a la vista: te permite realizar el trabajo, te mantiene motivado y te anima a interactuar con tu equipo. Es algo que tienen muy presente en WeWork. La empresa de espacios de coworking utiliza los colores, ya sea pintando las paredes o a través de obras de arte, para fomentar la creatividad de los usuarios o crear espacios para relajarse. Una iluminación adecuada también es importante. Puede mejorar el enfoque, reducir la fatiga visual y ayudar a tener un mejor día de trabajo.

El espacio de trabajo verde

En los últimos años, se ha dedicado una energía considerable a demostrar que las plantas y las flores favorecen la experiencia laboral. La “biofilia” defiende que los espacios verdes en las oficinas generan respuestas fisiológicas, como una mayor actividad cerebral o una reducción del estrés.

De hecho, un artículo de la Universidad de Harvard del año pasado descubrió que el rendimiento cognitivo de los trabajadores de oficina “verdes” era el doble que el de aquellos que trabajan en entornos convencionales.

La importancia del espacio de trabajo (o no) comunitarios

La creación de puntos comunitarios estratégicos, desde la zona del café hasta el comedor, ayuda a mantener el contacto con el equipo y fomenta una comunicación fluida entre la plantilla.

Una de las últimas tendencias en la creación de espacios comunitarios son los foodtruck. Se trata de servicios de restauración al aire libre que ponen a disposición de los trabajadores nuevos estilos de comida y amplían la oferta gastronómica de la empresa.

Permiten que los empleados utilicen los espacios al aire libre y, más allá de la comida, se trata de una nueva manera de trabajar y relacionarse. Por ejemplo, se puede disfrutar de un café mientras se mantiene una reunión de un modo más informal en la terraza habilitada en la zona foodtruck.

Si los trabajadores van a pasar una cantidad importante de horas en la oficina, ¿por qué no crear espacios donde se sientan a gusto? Tener empleados felices y motivados es una victoria tanto para el negocio como para el personal.

Fuentes: The Guardian, Harvard, University of Massachusetts, Social Market Foundation