Ya es incluso una frase manida: los seres humanos somos curiosos por naturaleza. Pero que sea manida, no le resta verdad. A las personas nos mueve el deseo de aprender. De hecho, estamos adquiriendo conocimientos constantemente. Y, muchos de ellos no solo provienen de cursos, talleres o clases, que también son muy importantes en la formación de una persona, sino de otra fuente esencial de sabiduría: el aprendizaje informal.

Ocurre, por ejemplo, cuando est√°s leyendo sobre alg√ļn tema que te atrae, si aprendes sobre fotograf√≠a simplemente experimentando con tu c√°mara cuando sales a dar un paseo o cuando adquieres conocimientos sobre jardiner√≠a al cuidar tus plantas y lograr, por fin, que sobrevivan m√°s de un mes en tu casa.

Pero no sólo tiene por qué darse en nuestro tiempo libre y con nuestros hobbies. Las organizaciones también pueden fomentar el aprendizaje informal y beneficiarse de los conocimientos adquiridos a través de este.

¬ŅQu√© voy a leer en este art√≠culo?

 

Aprendizaje informal, una fuente de conocimiento m√°s all√° de una clase

El aprendizaje informal ocurre de manera no estructurada, en cualquier lugar y en cualquier momento, fuera de un ambiente de ense√Īanza tradicional. Incluye actividades como la lectura por placer, las conversaciones con amigos, una imagen en un museo,¬† las experiencias de vida, cualquier cosa puede ser en un momento dado una fuente de conocimiento o de reflexi√≥n,

El aprendizaje informal a menudo es autodirigido y basado en los intereses y las necesidades del individuo. Lo que significa que eres t√ļ quien elige lo que quieres aprender y qu√© formas de aprendizaje emplear, sin un programa de estudios espec√≠fico ni un conjunto de objetivos establecidos.

Puede ser tan valioso como el aprendizaje formal, ya que permite a las personas desarrollar habilidades y conocimientos que tal vez no est√©n cubiertos por la educaci√≥n o la capacitaci√≥n formal, ni tampoco tengan que ver a priori con las tareas que desempe√Īan en su trabajo. No son sustitutivos, sino que se complementan.

 

¬ŅPor qu√© el aprendizaje informal es vital para las empresas de hoy?

La mayor parte de la formaci√≥n que se fomenta hoy en d√≠a en las organizaciones es formal (y necesaria). Los cursos, talleres, ponencias y dem√°s recursos que las empresas ponen a disposici√≥n de los empleados ayudan a su desarrollo profesional y personal. Pero dan poco margen a la improvisaci√≥n y a que aparezcan ideas, ense√Īanzas o conocimientos inesperados.

¬ŅTe suena el modelo de aprendizaje 70:20:10? Fue un t√©rmino acu√Īado a principios de la d√©cada de 1980 por Morgan McCall, Robert W. Eichinger y Michael M. Lombardo en el marco del Center for Creative Leadership de Greensboro, en Carolina del Norte. Este sistema se apoya en la teor√≠a de que el 70 % del aprendizaje del profesional proviene de la experiencia y la pr√°ctica en el puesto de trabajo, el 20 % se adquiere a trav√©s de la comunicaci√≥n y feedback con otras personas y el 10 % procede de cursos y formaci√≥n formal.

chicas observando telescopio

Crear una cultura enfocada al aprendizaje continuo en el seno de la organización convierte al empleado en el arquitecto de su propio aprendizaje, como sostienen McCall, Eichinger y Lombardo. Aunque no está solo, ya que para que el modelo sea exitoso, las empresas deben contribuir a que este aprendizaje informal ocurra de la mejor manera, facilitando a los equipos los recursos, espacios y soportes adecuados.

 

Cómo fomentar el aprendizaje informal desde la organización

Sin embargo, en lugar de promover genuinamente una cultura de aprendizaje, la mayoría de los empleadores se obsesionan con los resultados y exigen niveles cada vez más altos de eficiencia y rendimiento, lo que puede ser el mayor obstáculo para la curiosidad y el aprendizaje. Pero desde Harvard Business Review, proponen algunas estrategias para conseguir fomentar el aprendizaje informal desde la organización:

* Impulsar una cultura del aprendizaje: como ya os comentamos en este artículo, la capacidad de adaptarse e innovar que caracteriza la cultura del aprendizaje equipa a las organizaciones para poder lidiar con los imprevistos y los avances de un entorno empresarial cambiante. Este enfoque facilita la innovación, la mejora continua y la capacidad de cambio. A su vez, permite a los profesionales obtener el conocimiento, las habilidades y la experiencia necesaria para dar lo mejor de sí mismos, y ayudar a la organización a crecer a través de su desarrollo personal y profesional.

* Reservar tiempo para aprender: una de las mayores barreras para el aprendizaje es el tiempo, especialmente cuando se centra en ofrecer los mejores niveles de rendimiento. Podemos reservar un tiempo específico cada día o semana para aprender algo nuevo, ya sea leyendo un libro o escuchando un podcast. La clave es hacer del aprendizaje una prioridad y encontrar formas de incorporarlo en nuestras actividades diarias.

* Trabajar con independencia: desde HBR subrayan que es esencial que seamos due√Īos de nuestro propio proceso de aprendizaje y gestionemos nuestro crecimiento y desarrollo profesional. Si est√°s esperando a que te digan lo que tienes que aprender, no est√°s siendo proactivo en lo que respecta a su aprendizaje. Incluso si no te dan tiempo espec√≠fico para lograrlo, deber√≠as ser t√ļ quien organizase y reservarse el tiempo necesario para adquirir conocimientos.

* Ignorar los puntos fuertes: aunque es pr√°ctico elegir trabajos que se adapten a lo que se nos da bien, solo podemos desarrollar nuevos puntos fuertes abordando nuestras debilidades. Por lo que, si quieres adquirir habilidades que no tienes o desarrollar nuevas, inevitablemente tendr√°s que centrarte en lo que no sabes.

* Aprender de los dem√°s: algunas de las principales oportunidades de aprendizaje son org√°nicas o espont√°neas, y esto tambi√©n pasa en el trabajo. Implican aprender, no de cursos estructurados o materiales de formaci√≥n, sino de otras personas: por ejemplo, compa√Īeros, colegas, jefes y especialmente mentores.

El aprendizaje informal es una fuente inagotable de conocimiento y desarrollo, tanto a nivel personal como organizacional. No debe ser subestimado ni ignorado en favor del aprendizaje formal, sino que debe ser fomentado y valorado como un complemento esencial para nuestro crecimiento constante. Las organizaciones que lo promueven no solo se benefician de empleados más preparados y versátiles, sino que también fomentan un ambiente de trabajo innovador y adaptativo. Así que, ya sea viajando, cocinando, leyendo o viendo tutoriales, nunca dejemos de aprender.

 

Fuentes: