Desde niña, Sushana Karki se acostumbró a ver el mundo desde las alturas, casi a vista de pájaro. Creció a los pies del Himalaya, en Katmandú, una ciudad a mil cuatrocientos metros de altura que es la capital de Nepal, uno de los países con mayor variación topográfica del mundo. O, como dice ella misma, “un sándwich entre dos países gigantes, India y China”. Quién sabe si eso influyó en su vocación posterior como experta en GIS, un campo que se nutre en gran medida de datos geográficos obtenidos con sensores terrestres, aviones y satélites.

También recorreremos a vista de pájaro su trayectoria personal y profesional, que la llevó desde su tierra natal hasta Australia, donde hoy contribuye con sus conocimientos a la planificación de proyectos de energías renovables de ACCIONA Energía. Por su atenta mirada pasan a diario los detalles geográficos, ecológicos y arqueológicos de los terrenos que acogerán los parques eólicos y los huertos solares que abastecen de energía al país. En este artículo te contamos a qué se dedica exactamente, por qué le apasiona y cuál ha sido su aventura vital hasta llegar a ser quien es.

Cumbres científicas a domicilio

Toda historia tiene un comienzo. Quizá, para esta, podemos elegir el salón de una casa en las afueras de Katmandú a finales del siglo XX, un sábado cualquiera por la mañana. Uno tras otro, van llegando científicos y académicos para visitar al Sr. Karki. El grupo habla apasionadamente sobre los últimos avances de la ciencia con el anfitrión, que es un profesor aniversario, mientras dan sorbos a sus tazas de té humeantes. En el rincón, una joven aguza el oído, fascinada por ese mundo intelectual que se abre ante ella. Se llama Sushana Karki y tiene dos cosas muy claras: de mayor será científica y hará un doctorado.

Como cabe advertir, la cultura tenía un gran peso en el hogar de Sushana. Ambos padres habían cursado estudios universitarios, aunque su madre al final ejerció de ama de casa. De hecho, era la encargada de ese té que hemos mencionado: “A veces, mi madre no estaba demasiado contenta porque tenía que preparar el té para las visitas, una tradición muy importante en Nepal”. Sushana, en cambio, encarnó un salto generacional y abrazó la ciencia como horizonte.

sushana-karki-people-acciona

La científica que amaba las plantas

“Siempre se me dio bien el campo de la ciencia, pero no la física o algo por el estilo, sino la química y la biología. Así que me decidí por la biología y me gradué como botánica, que viene a ser ecología”, nos cuenta en referencia a sus años universitarios en Katmandú.

A pesar de esta formación, acabaría trabajando en un departamento de ingeniería de ACCIONA, aunque no perdería el contacto con la ecología y las plantas, tal como veremos más adelante. Por el momento, Sushana ha completado sus estudios universitarios y empieza a pensar en su horizonte profesional. Pronto la seleccionarán para una beca en una empresa local que cambiará su rumbo para siempre.

 

Una nueva forma de mirar

En ese primer destino profesional conoció un sistema de software que rompió sus esquemas. Se trataba de una versión temprana del GIS (Geographic Information System). “Si no hubiera escogido ese trabajo puede que me hubiera dedicado a la botánica, pero en esa primera beca tuve la oportunidad de trabajar con el GIS. Conocí de primera mano esa área y me entusiasmaron sus aplicaciones como una herramienta para resolver numerosos problemas medioambientales”, explica. Su primera empresa se dedicaba a analizar cuestiones como el mapeado de especies y hábitats en peligro, así como los cambios en la cubierta forestal de grandes áreas, pero ya no hacía falta visitar cada ubicación para examinarla manualmente.

 

“Al conocer el GIS se despertó mi curiosidad por sus aplicaciones como una herramienta para resolver muchos problemas medioambientales”.

 

Fue en ese contexto donde sintió el acicate de buscar nuevos desafíos, un espíritu que la ha acompañado durante toda la vida: “Si te soy sincera, limitarse a estudiar libros y hacer experimentos puede acabar siendo monótono. Ya sabes, te pasas el tiempo recogiendo muestras. Ahora, en cambio, podía analizar una gran cantidad de información, puesto que eso es de lo que va el GIS, a fin de cuentas. Es un sistema de gestión de información extremadamente potente”.

Sushana Karki, mánager geoespacial en ACCIONA Energía

Y añade: “Además, puedes visualizar toda esa información. Y esa es una vertiente aún más poderosa del GIS si cabe. Así que ahora podía ver toda la información que estaba estudiando en el libro que tenía sobre la mesa. Es decir, cosas como el declive concreto en el número de árboles y qué patrón está siguiendo. Antes podía leer todos esos artículos, pero ahora podía presenciarlo en tiempo real”.

 

Desde las alturas de Nepal hasta las llanuras australianas

El director de su empresa no tardó en advertir la pasión de Sushana por el GIS y la animó a cursar un máster en esa disciplina. Ese fue el motivo de su primer contacto con Australia, donde pudo especializarse en GIS gracias a una beca en la Universidad de Melbourne. La llegada al nuevo país no estuvo exenta de choques culturales: “En Nepal respetamos mucho a nuestros profesores. Cuando llegué a Australia por primera vez, me dijeron que debía llamar a los profesores por su nombre de pila… Me costó varias semanas llamar a mi profesor por su nombre, dado que en mi país siempre decíamos ‘señor’ o ‘señora’”.

Al completar el máster, retornó a Nepal para aplicar sus nuevos conocimientos. Sin embargo, Australia estaba lejos de ser un capítulo cerrado. “Siempre supe que iba a cursar un doctorado, así que se me postulé para hacerlo en Australia y conseguí otra beca, lo que me llevó de vuelta allí”, nos cuenta. Si su máster le había permitido dominar una tecnología de última generación, su doctorado la dotó de contenido. Concretamente, estudió la erosión en las orillas de un río en el norte de Australia. Ya estaba lista para otro desafío más: trabajar en una universidad australiana.

 

De un desafío a otro

Nuestra protagonista ha tomado muchas bifurcaciones en su camino. Pudo dedicarse a la investigación botánica o, más adelante, apostar por una carrera académica, siguiendo la estela de su padre. Sin embargo, tras dedicarse a trabajar como lectora y responsable de datos científicos espaciales, sintió el deseo de dar un nuevo salto: “En el mundo académico estás limitado a llevar a cabo un trabajo parecido cada año. Tienes tus estudiantes y luego necesitas conseguir fondos para un proyecto determinado. Ese tipo de cosas. Sin embargo, yo quería aplicar mis habilidades en un campo en el que tuviera más retos y oportunidades, tal como es la industria”.

 

“Yo quería aplicar mis habilidades en un campo en el que tuviera más retos y oportunidades, tal como es la industria”.

Fue entonces cuando pasó al mundo de la consultoría con una consultora australiana de GIS en Sídney, donde trabajó durante casi tres años. “Allí tuve una experiencia de lo más práctica con todos los datos geográficos de Australia, lo que fue bastante enriquecedor, ya que lo habitual en el mundo académico es centrarte en un área mucho más limitada. Ese trabajo me dio la posibilidad de remangarme y estar en contacto con toda clase de datos”. Sin embargo, a estas alturas el lector ya se hará una idea de lo que viene a continuación.

“Así que la compañía estaba muy bien, pero yo quería explorar más cosas, ya que probablemente había alcanzado mi techo en ella. De modo que creo que andaba en busca de nuevas posibilidades y, ya a finales de 2017, presenté mi candidatura a otras empresas distintas”. Una de ellas era la mayor empresa de energía renovable del mundo. Y sí, el lector también podrá imaginarlo: se trataba de ACCIONA Energía.

acciona-sushana-karki-people

Razones para decidirse

Cuenta Sushana que recibió tres ofertas, pero al final se decantó por ACCIONA. ¿Por qué lo hizo? “Diría que es por la forma en que se apuesta aquí por la sostenibilidad… Me trajeron de Sídney a Melbourne y estuve viendo su estructura y cuál era su cultura corporativa”, rememora. La posibilidad de aprovechar el potencial propio y crecer también tuvo un gran peso: “También dije: ‘Bueno, quiero hacer esto y aquello, puesto que tengo los conocimientos y querría explorar más mi campo’. Mi responsable en aquella época me animó mucho y me dijo: ‘Adelante, lo vas a hacer todo en GIS’, así que pude trabajar mis puntos fuertes”.

Además de la cultura y las oportunidades de crecer, le atrajo el tipo de proyectos: “También estuve viendo los proyectos en la web. Cuando te presentas a un trabajo, cuando estás evaluando una compañía en serio, empiezas a explorar lo que hacen. Y yo examiné el trabajo y estaban haciendo cosas realmente interesantes”. Y no ya solo el tipo de proyectos, sino la capacidad de estar presente en todo el proceso de cada proyecto:Trabajar en estos parques eólicos y estas instalaciones te permite presenciar los proyectos desde la fase conceptual hasta la operativa”.

 

Trabajar en estos parques eólicos y estas instalaciones te permite presenciar los proyectos desde la fase conceptual hasta la operativa”.

 

Así que Sushana apostó por ACCIONA. La decisión también le permitió mudarse a vivir a Melbourne con su pareja, un director de proyectos en una consultora multinacional que hasta entonces había trabajado en Nueva Zelanda y que recibió una oferta laboral en la misma ciudad.

 

De la geografía a la botánica y la cultura

Tal como le había dicho aquel primer mánager en el proceso de entrevistas, ACCIONA Energía le dio la posibilidad de aplicar sus conocimientos de GIS a sus nuevos retos. De forma resumida, Sushana es responsable de proporcionar los servicios espaciales que necesita ACCIONA Energía en Australia, esencialmente en todos los proyectos y en cada fase de la vida del proyecto, desde el planteamiento hasta la puesta en marcha.

De forma resumida, Sushana utiliza datos espaciales, software y herramientas para identificar y analizar las áreas en que pueden desarrollarse los parques eólicos y huertos solares. Y, gracias a los datos espaciales y de otro tipo, puede analizar aspectos que trascienden las cuestiones geográficas y abarcan áreas como la tierra y sus propietarios, la topografía, la hidrología, la biodiversidad o el patrimonio cultural. Además, su trabajo permite que los interesados puedan visualizar esa información a través de plataformas en línea para tomar decisiones informadas.

Y aquí a veces aflora la científica botánica que fue en sus inicios. Así, unos años después de comenzar su andadura en ACCIONA, Sushana tuvo la oportunidad de colaborar en el desarrollo y la construcción del parque eólico de MacIntyre, el mayor de su clase en Australia, y de utilizar los datos para velar por inquilinos como las plantas protegidas y sus hábitats más destacados.

Uno de esos inquilinos, la macrozamia conferta, es una planta antediluviana que formaba parte de la dieta de los dinosaurios, y que hoy se considera una especie protegida. Gracias a la implementación del GIS, Sushana ayudó a mapear las zonas donde crecía esta especie y asesorar a los técnicos para que los equipos de Medio ambiente, Cumplimiento y Construcción llevasen a cabo una ambiciosa operación de relocalización de los ejemplares.

Ella y su equipo llevan a cabo varios análisis de ese tipo para minimizar el impacto del diseño de ingeniería y su huella en lo que respecta a plantas y animales protegidos y sus hábitats durante la fase constructiva. Además, garantizan que todo se mantenga en los márgenes de lo aprobado en la fase de planificación.

En la actualidad andan ocupados en ofrecer servicios similares al otro gran hito de ACCIONA en el país: la planta solar Aldoga. Esta planta de 486 MW, lista para la construcción, se encuentra cerca de la región de Gladstone y es otro de los grandes proyectos en los que ha estado implicada desde una fase muy temprana.

 Sushana Karki our people, ACCIONA

El GIS también es una herramienta de gran importancia a la hora de localizar vestigios arqueológicos y zonas de valor cultural o histórico para los habitantes de una zona de trabajo, así como para definir cualquier posible impacto. “Damos una gran importancia al respeto de los sentimientos de una comunidad y la historia de una zona, así como sus propietarios tradicionales. Tenemos un equipo que colabora directamente con ellos y la comunidad local, mientras que mi contribución consiste en evaluar la zona y qué ocupantes pueden verse afectados, así como gestionar cosas similares”, aclara Sushana.

 

“Damos una gran importancia al respeto de los sentimientos de una comunidad y la historia de una zona, así como sus propietarios tradicionales”.

 

Como empleada de ACCIONA Energía, ha sido testigo y protagonista de la gran evolución tecnológica de los últimos años. “Antiguamente se trabajaba con un mapa impreso. Ya no lo hacemos porque está todo en la nube y a disposición de todas las personas del negocio para que tengan la información que necesitan al alcance de la mano”, reflexiona.

Así, su trabajo se basa crecientemente en el uso de datos geográficos y procedentes de satélites de alta resolución, LiDAR y tecnologías de última generación que ofrecen valiosa información terrestre, ya sean estructuras de origen natural o artificial, que confluye en grandes bases de datos accesibles desde cualquier parte del mundo y por distintos departamentos

Por supuesto, la digitalización y el GIS solo son una vertiente de una cultura empresarial innovadora: “Investigamos bastante en el desarrollo de tecnología que maximiza el valor mientras que minimiza nuestra huella medioambiental. Por ejemplo, ACCIONA fue pionera en el uso de tecnología Blade Lifter de levantamiento hidráulico de palas en el parque eólico de MacIntyre. Y tenemos un gran departamento de I+D trabajando en cosas como el hidrógeno verde, baterías para el almacenamiento de energía y ese tipo de tecnologías”.

 

“Investigamos bastante en el desarrollo de tecnología que maximiza el valor mientras que minimiza nuestra huella medioambiental. Por ejemplo, ACCIONA fue pionera en el uso de tecnología Blade Lifter de levantamiento hidráulico de palas en el parque eólico de MacIntyre.”

 Sushana Karki our people, PEOPLE ACCIONA

Mujeres al volante

Sushana nos habla también de su experiencia como mujer en el mundo laboral que, obviamente, queda lejos de aquellas mañanas de sábado con su madre sirviendo el té. Sí, aún hay detalles cotidianos que hablan de cierta desigualdad.

“Por supuesto, la desigualdad está presente en todas partes, en la industria, en el mundo académico y en los gobiernos; patente en algunas y más sutil en otras. Y no es algo que vaya a desaparecer de la noche a la mañana, llevará su tiempo; es algo que debemos reconocer y abordar. Es fantástico ver que compañías como ACCIONA ya han iniciado programas para superar ese tipo de desafíos”, señala.

No obstante, su rutina cotidiana en la empresa es bien distinta. De hecho, está participando en la International Women Acceleration Track, una iniciativa de ACCIONA orientada a equipar a las mujeres con todas las herramientas necesarias para acceder a posiciones de liderazgo. “Eso es algo que no había visto en ninguna de las empresas en las que había trabajado”, observa.

 

Un sentido de pertenencia

A modo de conclusión, ¿qué otras cosas destacaría de su trabajo? “La sensación de responsabilidad que tengo sobre mis proyectos. Es como lo que haría para mi propia casa, así que quieres hacerlo lo mejor posible. Y creo que es un sentimiento mutuo, dado que la empresa también se preocupa por ti en ese sentido”.

Desde que llegó a ACCIONA Energía como analista hasta su actual puesto de mánager, la carrera de Sushana ha progresado en términos profesionales, pero también a efectos de conocimiento y de nuevos retos, un aspecto crucial para ella. Y así lo atestigua: “En mis anteriores compañías me quedé, como mucho, durante tres años. Me uní a ACCIONA en 2018 y estamos en abril de 2024, lo que supone seis años y cuatro meses exactamente. Esa longevidad dice mucho de la empresa: ofrece los suficientes retos para mantener a las personas comprometidas a largo plazo y tiene una cultura corporativa fantástica”.

 

 

En ACCIONA queremos contar con los mejores profesionales, personas que desean invertir su talento en generar un impacto positivo en el planeta. ¿Quieres unirte a este propósito?

Conoce aquí algunas de las vacantes.